Inicio Economía Afrontar la pandemia y crisis le costó al país $us 6.000 millones.

Afrontar la pandemia y crisis le costó al país $us 6.000 millones.

Hasta julio el impacto de las diferentes medidas a nivel fiscal, monetario y financiero llegaba a 15% del PIB, pero el costo subirá con los nuevos bonos e incentivos.

21
Foto: Ilustrativa

Afrontar la pandemia por el nuevo  coronavirus y las medidas sanitarias impuestas y la crisis   tuvo un costo fiscal, monetario y financiero hasta julio de unos 6.000 millones de dólares, equivalentes al 15% del Producto Interno Bruto (PIB). Con las últimas medidas, como el Plan de Empleo, este esfuerzo subirá más.

Este costo incluye los bonos sociales,     subvención de servicios básicos, diferimiento de créditos, alivio tributario, inyección de recursos del Banco Central de Bolivia (BCB) y  otros.

“La última información que manejábamos hasta julio era de más o menos un 15% de PIB, que eran los incentivos, el sacrificio fiscal de dejar de recaudar y otras medidas. Eso es más o menos 6.000 millones de dólares”, explicó el exviceministro del Tesoro Carlos Schlink.

Página Siete envió un cuestionario al Ministerio de Economía para conocer cifras exactas, pero no se tuvo respuesta.

La Comisión Económica para America Latina (Cepal) en su  informe “Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe”, presentado en julio, detalla que los gobiernos   han tenido que reasignar gasto público, presupuestos, impulsar alivios tributarios, aprobar garantías estatales de crédito y otorgar prestamos al sector privado, entre otros.

Este esfuerzo fiscal representa, en promedio, un 3,2% del PIB  en  América Latina con cifras al 20 de mayo de 2020.  En el caso de Bolivia, la Cepal estimaba un  2,3% de impacto inicial.

Medidas aprobadas 

Entre las medidas aprobadas por el Gobierno para hacer frente a la crisis derivada de la pandemia del coronavirus y mantener a las familias confinadas está el pago de servicios básicos de agua, gas domiciliario y energía eléctrica. El Estado asumió el costo de consumo de la categoría domiciliaria en un 100% durante la  cuarentena. Se presupuestó para este fin 780 millones de bolivianos (112 millones de dólares).

Se aprobó y comenzó a pagar el  Bono Universal  con un pago único de 500 bolivianos a cuatro millones de personas y que demandan un costo de 2.000 millones de bolivianos (286,9 millones de dólares).

El Bono Familia con un pago de 500 bolivianos para 3,2 millones de beneficiarios representa un costo de 1.600 millones de bolivianos (229,5 millones de dólares).

Otro incentivo fue la creación del Bono Canasta Familiar  que llega a 1,2 millones de beneficiarios con un pago de 400 bolivianos. Para esto el costo estimado llega a 480 millones de bolivianos (68,8 millones de dólares).

También se impulsó el diferimiento de créditos para beneficiar a un millón de personas y empresas y un alivio de 3.000 millones de bolivianos (430,4 millones de dólares).

Se creó un programa de apoyo a microcrédito y crédito a la mediana y pequeña industria por 1.500 millones de bolivianos (215,2 millones de dólares).

También se desembolsaron a municipios y gobernaciones 279 millones de bolivianos (40 millones de dólares) del Fondo Solidario Covid-19 que liberó un 12% de recursos del IDH.

El BCB inyectó 3.476 millones de bolivianos (500 millones de dólares) a la economía con la compra de bonos del Tesoro a las AFP,

Por último, el Programa de Reactivación del Empleo que impulsa diferentes fondos parte de un presupuesto inicial de 16.000 millones de bolivianos (2.295 millones de dólares).

El  analista financiero Jaime Dunn señala el país asumió un importante costo a través de política fiscal, monetaria y coloca al país en una posición aceptable respecto a otros países. “Antes de los últimos bonos y decreto sobre empleo, este costo se situaba entre 14% y 15%. Yo estimo  que con las nueva medidas se llegará a un 19% del PIB”, dijo.

El país además debe enfrentar este año la caída de 6,2% de la economía por la crisis derivada del coronavirus.

Pago de bonos llega a Bs 5.499 millones

El Gobierno hasta el momento gastó la suma de 5.499,9 millones de bolivianos en el pago de los diferentes bonos sociales creados para ayudar a las familias a enfrentar el confinamiento por la pandemia de la Covid-19.

Según datos del Ministerio de Economía, se efectuaron 12.240.158 pagos.

Por la Renta Dignidad los pagos alcanzan a 1.802 millones de bolivianos.

Por el Bono Canasta Familiar los pagos realizados suman 420,9 millones de bolivianos. Por el Bono Familia 1.453,5 millones de bolivianos, por el Bono Universal 1.822,8 millones de bolivianos, según datos oficiales.

La mayor cantidad de beneficiarios está en la Renta Dignidad 4.636.488 personas, seguido del Bono Universal 3.645.755 personas.

Luego están Bono Familia con 2.907.048 beneficiarios y Canasta Familia 1.050.867 que cobraron los bonos.

PAGINA SIETE/