Inicio Economía Aprehenden a excomandante de la FAB por compra irregular de helicópteros chinos.

Aprehenden a excomandante de la FAB por compra irregular de helicópteros chinos.

La Fiscalía investiga presuntas irregularidades en la compra de seis helicópteros chinos H425.

53
Tito Gandarillas, excomandante de la FAB. Foto: archivo/Los Tiempos

El Ministerio Público ordenó la aprehensión del excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), Tito Gandarillas, involucrado presuntamente en la compra irregular de seis helicópteros chinos H425 que habría provocado un daño económico millonario al Estado.

El fiscal Germán Rea Salinas informó que en la investigación que cursa se tienen «contratos de adquisición de seis helicópteros, donde participó el Estado boliviano, el Ministerio de Defensa y Gandarillas era el Comandante de la FAB».

Gandarillas prestó declaración en calidad de sindicado por este caso y a la conclusión fue aprehendido, debido a que se hallaron indicios de su participación en el proceso irregular de adquisición de las aeronaves.

La Fiscalía investiga al excomandante por los presuntos delitos de incumplimiento de deberes y negociaciones incompatibles; en las próximas horas se definirá la situación jurídica del exjefe militar.

Según las investigaciones preliminares, la exministra de Defensa, Cecilia Chacón y Gandarillas firmaron acuerdos en la gestión 2011 para la compra de los helicópteros de ala rotatoria.Seguidamente, el Gobierno de Bolivia firmó un convenio de préstamo con su par de China para la adquisición de las aeronaves de industria china que iban a destinarse a tareas de rescate y atención a damnificados por desastres naturales.

La compra de las naves tuvo un costo de 108 millones de dólares.Luego en 2018, el entonces senador de Unidad Demócrata (UD), Arturo Murillo, presentó una denuncia penal en contra de Chacón y Gandarillas por presuntas irregularidades en la compra de las naves.

Murillo denunció a los mencionados por los presuntos delitos de uso indebido de influencias, negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas, resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes, contratos lesivos y daño económico al Estado.

Chacón negó haber incurrido en irregularidades u ocasionar daño económico, al contrario, dijo que el contrato pasó por varios filtros legales y se aprobó seis meses después de su renuncia en la Asamblea Legislativa.

Sin embargo, Murillo reiteró la denuncia en 2019 asegurando que hay indicios de sobreprecio millonario en la compra de las aeronaves y sin tecnología óptima. El caso está en investigación.

ANF/