Inicio Deportes Bolívar, con buen fútbol, goleó a Real Potosí.

Bolívar, con buen fútbol, goleó a Real Potosí.

La Academia avasalló en 60 minutos a su rival y luego sufrió los embates del local.

120
La celebración de los jugadores de Bolívar, al final del encuentro.

Bolívar se paseó en el estadio Víctor Agustín Ugarte y demostró que dará pelea a lo largo del torneo para conseguir el bicampeonato en la presente gestión. La Academia goleó a Real Potosí (2-5), en la jornada 17 y alcanzó el primer lugar que lo comparte con Wilstermann (con 36 unidades) que jugará hoy frente a Always Ready.

Lo llamativo del nuevo puntero fueron los últimos 25 minutos del partido porque fue superado ampliamente por el local que mereció muchos más goles, pero no tuvo la contundencia de sus delanteros.

El capitán de la Academia, Juan Carlos Arce, demostró una vez más que está vigente, a pesar de sus 34 años, fue el motor en la parte ofensiva. Arce estaba como el acompañante de Vladimir Castellón en la delantera, pero tuvo la libertad de moverse por todo el campo de juego para asociarse con sus compañeros.

El entrenador de Real Potosí, Marcos Ferrufino, apostó por una línea de cinco en el fondo pero perdió un jugador en el mediocampo que fue bien aprovechado por Arce y compañía.

El primer tanto del partido simplificó todo para la visita. El lateral izquierdo Jorge Flores intentó mandar un centro, pero el balón se metió al ángulo izquierdo del arquero Rafael Santillán (9’). Sorprendió a todos.

Bolívar copó todo el mediocampo con buen manejo de balón, sociedades en todos los sectores y una presión constante a la salida de Real Potosí.

El 0-2 llegó con un remate de media distancia de Hernán Rodríguez y el balón antes de llegar a la posición de Santillán rozó en Vladimir Castellón que celebró el tanto con una dedicación a su familia (31’).

Tres minutos después, Arce remató de media distancia tras una buena sociedad con Erwin Saavedra y venció al portero de Real Potosí para el 0-3.

Sobre el final del primer tiempo, Ferrufino cambió el dibujo táctico al 4-4-2 y equilibró el mediocampo con el ingreso de Cristian Vargas.

Sin embargo, el inicio del segundo tiempo el trámite no varió en nada.

El cuarto tanto llegó gracias al tiro penal que fue anotado por Erwin Saavedra (53’), la infracción lo cometió Douglas Ferrufino sobre Erick Cano.

Todo apuntaba que la pesadilla de Real Potosí no terminaba, por la intensidad que le imprimió Bolívar que buscaba más goles.

El descuento llegó con Maximiliano Gómez que aprovechó un rebote en el área rival para poner el 1-4 (56’).

El envión anímico que recibió el local lo animó a subir más las líneas y achicar las cifras.

En el minuto 59, el delantero local Juan Vogliotti tuvo el segundo descuento con un cabezazo, pero el portero Leonel Moreira tuvo una espectacular atajada. Acto seguido, llegó un contragolpe que fue aprovechado por Arce para el 1-5 (60’).

Bolívar se desinfló en el campo de juego, fuera de cualquier análisis, los errores defensivos se notaron.

El local con mucho amor propio fue superior y elaboró muchas situaciones de gol que fueron desperciados por los delanteros de manera inexpicable. El definitivo 2-5 llegó con Mariano Berriex (65’). Por último, Bolívar perdió a Diego Bejarano por expulsión.