Inicio Economía Ejecutivo justifica pago extra de $us 17.358 por cada respirador chino.

Ejecutivo justifica pago extra de $us 17.358 por cada respirador chino.

Las autoridades aseguran que no se hizo pública la información de los contratos, como dicta la norma, debido a la emergencia sanitaria por la Covid-19.

24

PAGINA SIETE/

El Gobierno justificó ayer el pago adicional de aproximadamente 17.358 dólares por cada respirador chino que adquirió, lo que hace un total de 5,6 millones de dólares el pago extra que se hizo por los 324 equipos. Asimismo, explicó que el contrato de la compra se mantuvo dentro del Ministerio de Salud y no se lo hizo público, como mandan las normas, debido a la emergencia de salud.

El viceministro de Transparencia, Guido Melgar, aclaró que si bien el precio de cada ventilador chino adquirido hoy en día es de 8.500 dólares, cuando se hizo la compra (abril de este año) el precio era de 18.500 dólares debido a la alta demanda que habría impulsado a la fábrica china a subir sus precios para aumentar sus ganancias.

Acotó que no se compró directamente a la fábrica (YuesenMed) porque ésta no tiene permisos de exportación. Por ello se acudió a un intermediario español con una sucursal en Bolivia (Grupo AGEM) y se pagó 33.773 dólares por cada uno de los respiradores.

Sin embargo, esta cifra está errada, pues posteriormente desde el Ministerio de Salud se confirmó a Página Siete que en realidad se pagaron 35.858 dólares por cada respirador, es decir un pago adicional de 17.358 dólares, haciendo un total de 11,6 millones de dólares cancelados. De esta manera se pagaron 5,6 millones de dólares adicionales al costo total de fábrica en abril de este año.

Si se hace el cálculo al costo actual, según señaló Melgar, serían 8,8 millones adicionales al costo de fábrica.

El viceministro aclaró que se pagó este excedente por otros gastos en los que se contemplan: accesorios, gastos en transporte y papeleo, almacenaje, garantías y gastos en capacitación, instalación, mantenimiento, repuestos, pago de impuestos y la utilidad para la empresa (supuestamente de 2.868,98 dólares por cada respirador).

Las cifras suman 35.868 dólares por cada equipo, aunque Salud indicó que el monto es en realidad 35.858 dólares, hasta el momento sin presentar el contrato suscrito con el intermediario.

Falta de transparencia

“Queremos demostrar a todo el país que la compra de los 324 respiradores ha sido hecha de manera correcta y transparente. No ha habido sobreprecio y tenemos todo para demostrarlo”, aseguró ayer la ministra de Salud,  Eidy Roca.

Melgar afirmó a su turno: “La documentación, supuestamente ocultada, nunca ha salido de la Ugespro (Unidad de Gestión de Programas y Proyectos). Nunca salió esa documentación de dicha institución, por lo tanto, es falso que se haya escondido”.

Cuando un periodista preguntó ayer       por qué no se publica el contrato en el Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes), Melgar respondió que como ocurrió con los 176 respiradores españoles con supuesto sobreprecio la compra se hizo de “forma directa”.

Sin embargo, las normas del sistema de contrataciones (artículo 49 del DS 0181) señalan que incluso las contrataciones directas deben registrarse en el Sicoes, excepto en caso de seguridad y defensa del Estado. Aparentemente esto no se cumplió incluso meses después de la compra de los respiradores.

Pero Melgar garantizó que se revisó todo el proceso de contratación y no se encontró ninguna irregularidad. En la conferencia de prensa un miembro del canal estatal consultó si se tomarían acciones contra los periodistas que denunciaron supuestas irregularidades en la compra de estos respiradores, a lo que  Melgar indicó que no se lo haría, porque su labor ayudaba a mantener la transparencia en las gestiones realizadas.

Además del costo por cada ventilador, otra de las incongruencias manifestadas por las autoridades en conferencia de prensa fue la cantidad total de respiradores adquiridos. Pues la Ministra de Salud indicó que fueron 324, de los cuales 314 ya se distribuyeron y aún quedan 10 para entregarlos en La Paz. Pero el viceministro dijo en la misma conferencia que se recibieron 344 respiradores.

“Bolivia requirió 324 respiradores. Luego se llegó a otra negociación porque había ciertas observaciones respecto a temas técnicos formales, y la empresa proveedora por el mismo precio decide darnos 20 respiradores más. Entonces de 324 pasaron a 344 los respiradores”, dijo la autoridad.

Salud dijo a Página Siete que la próxima semana se transparentaría el contrato de compra.

Exministro Cruz

Aníbal Cruz -exministro de Salud-  explicó a Página Siete que los 500 respiradores que llegaron a Bolivia (algunos con supuesto sobreprecio y varios de los cuales nunca funcionaron) no son parte del primer contrato que se tenía previsto.

Cruz dijo que el 1 de abril de este año se informó que llegarían 500 respiradores al país a partir de un contrato que se realizó con la empresa boliviana Global Med. Sin embargo, añadió que debido a que esta compañía no podía cumplir con los plazos de entrega se anuló el contrato.

PAGINA SIETE/