Inicio Nacional El fuego se reactiva en Roboré y amenaza las reservas naturales.

El fuego se reactiva en Roboré y amenaza las reservas naturales.

Ayer las llamas se reavivaron en al menos seis comunidades de Roboré. El alcalde de ese municipio, Iván Quezada, dijo que necesitan la ayuda del Supertanker.

11

El fuego se reactivó ayer en al menos seis comunidades de Roboré como las localidades de   Bella Vista y San Lorenzo Viejo. El alcalde Iván Quezada informó que alrededor de las 16:00,  las llamas se hicieron incontrolables.

“Ahorita están trabajando entre Bella Vista y San Lorenzo Viejo, pero además el fuego se ha reactivado  en Quitunuquiña, Chochís, Santiago y Tobité. Ha estado todo el día, pero  se reavivó con más gravedad a causa del viento por la tarde”, informó Quezada a Página Siete.

El alcalde de Roboré informó que ya hizo una solicitud para que se trate de mitigar el fuego de la zona a través de descargas de agua desde el aire y que pedirá la presencia del Supertanker con esta  finalidad, porque las acciones terrestres no   fueron ni son suficientes hasta el momento.

Otras dos zonas que causan preocupación son las reservas  protegidas como Tucabaca (o Tucavaca), Otuquis y Noel Kempff Mercado, cuya biodiversidad es única no sólo en la región sino en el mundo.

“Nos preocupa mucho el parque nacional Noel Kempff que es tan importante. Hemos pedido al Gobierno que destine helicópteros  al lugar porque es de difícil acceso (por tierra). Hay una laguna cercana que podría ayudar a las acciones de los helicópteros;  estamos esperando que el Gobierno nos responda”,  indicó el secretario de Seguridad Ciudadana de la Gobernación de Santa Cruz, Enrique Bruno.

Al respecto, el alcalde de San Ignacio de Velasco manifestó a El Deber que 200 bomberos luchan para apagar los incendios  en cuatro comunidades y así evitar que las llamas penetren el cinturón de seguridad del parque nacional Noel Kempff Mercado.

Según el Gobierno, las acciones en Tucabaca y Otuquis  están previstas. En tanto,  el avión Supertanker inició sus actividades el viernes con  la primera descarga de agua  en Taperas, localidad   donde el fuego se había reactivado parcialmente pese al operativo del Boeing 747-400.

Al respecto, Bruno y la secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación de Santa Cruz, Cinthia Asín,  indicaron que si bien las acciones del avión bombero representan un paliativo importante es necesario hacer una coordinación con el trabajo que se está realizando en tierra.

“Estamos trabajando todavía en la liquidación del fuego, toda la gente se ha hecho presente en Taperas e Ipiás. Tenemos todavía nueve municipios que están con incendios forestales en San Rafael,  Roboré, Charagua, San Matías, Puerto Suárez,  Concepción y San Antonio de Lomerío. Continuamos con un incendio de consideración que es en la parte de Otuquis (Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado) donde se está trabajando”, manifestó Asín a la prensa ayer por la mañana.

Por su parte, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, informó que el Supertanker intervino además  Taperas,   Ipiás y Pesoé  y que se tenía planificado un operativo en  la reserva de Tucabaca.

“Después  nos vamos al parque Tucabaca, que la tenemos que preservar de cualquier riesgo masivo. Imagino que tendremos unas dos intervenciones más del (Supertanker) 747 acá, y esperemos que el último vuelo de la tarde ya esté ingresando a esta ceja que tenemos montañosa del parque Tucabaca, y con eso habremos terminado el segundo día de operaciones”, indicó ayer el ministro de la Presidencia, Juan Ramón  Quintana.

Página Siete/