Inicio Nacional Revelaciones levantan sospechas sobre el financiamiento de partidos

Revelaciones levantan sospechas sobre el financiamiento de partidos

26

Quermeses, ferias, rifas y recursos públicos. Las últimas revelaciones y denuncias sobre cómo se financian las campañas de los partidos políticos han levantado las sospechas sobre el origen del dinero para la propaganda electoral. Políticos hicieron acusaciones cruzadas, pero en general lo que piden es que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) tome cartas en el asunto.

Comunidad Ciudadana de Carlos Mesa está en la mira porque su anterior vocero, Diego Ayo, dijo que se colecta recursos con actividades como ferias y quermeses. El MAS es acusado de usar bienes y recursos del Estado para promocionar a su candidato Evo Morales. Pero también Bolivia Dice No, liderada por Óscar Ortiz, se sumó a las sospechadas, puesto que realizó una rifa que presuntamente recaudó una cifra millonaria.

Bolivia Dice No y su rifa

En el caso de Bolivia Dice No, el dirigente de Demócratas Vladimir Peña reveló que se realizó una rifa pública, en que se sorteó dos vehículos, y que la recaudación fue cerca de 3 millones de bolivianos.

El diputado del MAS, Édgar Montaño, expresó su incredulidad con la versión de los Demócratas. Explicó que cada ticket para la rifa de Bolivia Dice No se vendía a 50 bolivianos y que para llegar a los 3 millones de recaudación se tuvo que haber vendido 60 mil tickets, lo cual considera que no es realista.

“Queremos ser tajantes en este tema. Yo no creo en lo personal que hayan vendido 60 mil tickets. Que muestren los talonarios si es cierto. Entonces ha llegado también a las manos de los ‘verdes oscuros’, a las arcas de los que se hacen llamar Demócratas, recursos que no son legales, que no son legítimos. Entonces creemos nosotros que la extrema derecha está acostumbrado evidentemente a recaudar fondos de dudosa procedencia”, dijo Montaño.

El diputado oficialista pidió que se aclare este tema y que ojalá el Tribunal Supremo Electoral haya escuchado la declaración de Vladimir Peña e indague al respecto.

Comunidad Ciudadana y sus quermeses

El ahora exvocero de Comunidad Ciudadana, Diego Ayo, reveló en entrevista con Página Siete que la alianza había recaudado dinero con quermeses, ferias y aportes particulares. Dijo, sin embargo, que no se había llegado ni a 10 millones de dólares de recaudación.

La afirmación de Ayo, sobre todo respecto a las quermeses, generó las críticas de oficialistas y opositores, ambos que pusieron en duda la procedencia del dinero y pidieron investigar.

El diputado Rafael Quispe, aliado de Ortiz, pidió el lunes irónicamente que Mesa le dé la receta para recaudar esa cantidad de dinero vendiendo comida. Señaló que Comunidad Ciudadana debe ser investigada para conocer de dónde tiene su financiamiento.

El candidato del Movimiento Tercer Sistema, Félix Patzi, también fue irónico y aseveró que le gustaría recaudar millones con quermeses, porque en su experiencia sólo pudo lograr como 2 o 3 mil bolivianos con esas actividades.

Oficialistas, por su parte, manifestaron directamente que no creen en la versión de Comunidad Ciudadana. La diputada Susana Rivero dijo que nadie cree en que se recaude esa cantidad de dinero con quermeses, mientras que su colega Valeria Silva pidió que Mesa explique cuáles han sido las fechas de las quermeses, quiénes fueron los aportantes, entre otros detalles para transparentar su campaña.

Dirigentes sociales fueron más duras. Las “Bartolinas” Segundina Flores y Juanita Ancieta calificaron de “mamada” que Comunidad Ciudadana recolecte millones con quermeses. Pidieron que no sólo el ente electoral, sino también la justicia investigue a la alianza de Carlos Mesa.

El MAS y los recursos públicos

La oposición en reiteradas ocasiones acusó al MAS de usar bienes del Estado, como el canal 7 o la logística de transporte presidencial para la campaña de Evo Morales.

El último en cuestionarlo fue Carlos Mesa, quien aseveró que el MAS hace una campaña millonaria con presupuesto de 527 millones que tiene el Gobierno para comunicación estatal -que para él en realidad es propaganda de Morales- además del dinero que gastan las empresas estatales.

Mesa dijo también que el presidente Morales utiliza el avión presidencial y su gasolina para ir a un acto de campaña. Con esos argumentos, sostuvo que el MAS usa los impuestos de los bolivianos para su propaganda.

Opositores ya denunciaron en el pasado el uso de recursos públicos para el MAS, como por ejemplo el acto en Chimoré cuando el evento masista se realizó en un aeropuerto internacional con transmisión del canal estatal. Sin embargo, esa denuncia fue rechazada por el ente electoral.

No obstante, recientemente el TSE concluyó que Evo Morales Aima habría incurrido en faltas electorales por un acto en Morochata, transmitido por el canal estatal, donde ofreció “lo que pidan” a cambio de votos.

Según el Tribunal, el candidato del MAS habría infringido la prohibición de campaña eventos públicos, que sólo se puede hacer desde 90 días antes de las elecciones, además de la prohibición de usar prebenda en campaña. El caso fue remitido a un juez para determinar una sanción.