Inicio Nacional Cuestionan con proceso a policía que grabó ebrio a Gobernador.

Cuestionan con proceso a policía que grabó ebrio a Gobernador.

El Gobierno evita hablar del uso indebido de bienes del Estado y tráfico de influencias.

354

Políticos y ciudadanos criticaron el proceso disciplinario que el Gobierno anunció contra el sargento de Policía que en Tarija grabó en estado de ebriedad al gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez. A pesar del video, el viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, evitó referirse al uso indebido de bienes del Estado y al tráfico de influencias que muestra el video.

“Hoy mandó tres mensajes el poder: 1) Policía que cumpla la ley y arreste a un funcionario masista en estado de ebriedad, en un vehículo oficial, será procesado. 2) Los funcionarios pueden seguir chupando en autos del pueblo. 3) Prohibido filmar a funcionarios borrachos en auto oficial”, escribió en su cuenta de Twitter el periodista Andrés Gómez.

El comentario fue publicado unas horas después de que el viceministro Quiroga afirmara que “amerita una sanción” el hecho de que el sargento publicara un video sobre su trabajo. También aseguró que el uniformado ya había sido dado de baja por otro proceso disciplinario.

Una fuente cercana al sargento que filmó a Vásquez negó que el uniformado haya sido sancionado con anterioridad, y negó que el policía haya publicado el video y que hasta ayer sólo se le pidió que presente un informe pormenorizado sobre lo sucedido esa fecha en Tarija.

El diputado de Unidad Nacional Amilcar Barral comentó irónicamente por la misma red social: “no se olviden darle reconocimiento al Gobernador, creo que se merece el Cóndor de los Andes, como le van ofender así, pobre Gobernador”.

A su vez, el periodista Marco Zelaya publicó: “Un ejemplar policía chapaco se cargó a un beodo que iba en un vehículo oficial y lo trató como a un infractor más. En vez de condecorar a narcos, la Policía debería distinguir al servicial uniformado, pero no lo hará porque el borracho es primo de Evo”, escribió.

PAGINA SIETE/