Inicio Economía Presidente Arce garantiza que no habrá devaluación y que no se cortará...

Presidente Arce garantiza que no habrá devaluación y que no se cortará subvención a los combustibles.

El mandatario habló en una entrevista exclusiva de TV sobre la estabilidad, la vigencia del modelo económico y la gran apuesta de la industrialización con sustitución de importaciones.

71

Pese a los difíciles contextos externos, los síntomas muestran que estamos bien. Una vez más vamos a decepcionar a los organismos internacionales en sus proyecciones de crecimiento para Bolivia que son muy bajas. Vamos a crecer más de lo que ellos prevén. Nuestro modelo económico está más vigente que nunca”, dijo el presidente Luis Arce.

En una entrevista transmitida por Cadena A y Bolivia TV, reafirmó esta noche que Bolivia
goza de estabilidad económica, está en franco crecimiento y que la apuesta de la
industrialización con sustitución de importaciones es una ardua tarea de mediano y largo
plazo que se constituirá en el mayor legado de su gobierno, en marco del Modelo económico social comunitario productivo.

“Hay que decirlo una y mil veces: no hay necesidad de hacer una devaluación de la moneda
nacional. Nuestro sistema financiero está totalmente estable, no hay duda al respecto. Muchos países entraron en la trampa de la devaluación, lo que genera una cadena interminable de tratar de ganar a la inflación y seguir devaluando”, manifestó el jefe de Estado y también enfatizó en que se mantendrá la subvención de combustibles que poco a poco irá bajando hasta en un 55 % a 60 % cuando se consolide la industrialización de biocombustibles ya en marcha con tres plantas en construcción.

Durante más de 90 minutos, el mandatario dialogó con el periodista Jorge Tejerina sobre la economía, en sus diferentes niveles y aristas, la industrialización y el contexto social, con énfasis en la educación y la situación política general y al interior del MAS-IPSP.

Adelantó para los próximos días un importante anuncio en torno a la industrialización del
área de la “química básica” y recalcó que Bolivia está de lleno en la era del litio y que debe
aprovechar al máximo esta oportunidad única.

Cerró con una reflexión política: “hay que tener madurez política. Hay que tener madurez
para comprender lo que está pasando y que las pugnas internas no ayudan a nadie. No
comulgo con corrientes radicales o renovadoras. Hay un solo proceso de cambio y hay que
apostar por él”.